En estos tiempos donde todo el mundo se mueve de lado a lado y el viajar se vuelve parte de una lista de cosas por hacer; el explorar y descubrir cosas nuevas  se convierte en un motor de subsistencia. Aquellos que se embarcan en la aventura de viajar por varios meses viven día a día la emoción de absorber nuevas ideas y experiencias. Sin embargo, la experimentación de algo nuevo no queda reducido únicamente para quienes viajan por el mundo. Quienes desean salir de la rutina y encontrar nuevas formas de vivir la ciudad que habitan, en este caso quienes vivimos en Bogotá, siempre tenemos nuevas opciones.
Yo he tenio el placer de encontrarme con la perfecta combinación de sabor, novedad y buen ambiente, sumándole el hecho de que se disfruta de la compañía de personas de todo el mundo. Como Bogotana hoy quiero compartirles esta experiencia; ya que sin duda, es de esas cosas que todo el mundo merece deleitar ¡sin excepción!.

¿De que se trata?

Hace tres años, dos australianos crearon un negocio de turismo llamado “Bogota and Beyond” (puedes visitarlos aquí: www.bogotaandbeyond.com). Años más tarde, se encontraron con un suceso interesante en la ciudad de Bogotá del que pocos estaban enterados: el movimiento de la cerveza artesanal; algo que en empezó hace 14 años con la primera cervecería artesanal en Bogotá conocida como BBC, y que hoy en día hace parte de las franquicias de Bavaria. Sin embargo, con el tiempo la producción de cerveza artesanal en el país ha aumentado y cada vez son más los apasionados que se han interesado en ofrecer nuevas posibilidades para el consumo de cerveza en Colombia.

Después de comprender esto, Tommy y Simon entendieron que algo faltaba para completar la ecuación química de la cerveza; las personas necesitaban conocer los espacios y/o lugares donde pueden degustar de otras cervezas aparte de la típica Poker o Club Colombia que todos conocemos. Entonces, la idea de un tour de la cerveza se vino a la cabeza y desencadeno en un plan que hoy en día, se lleva a cabo todos los días de lunes a viernes desde las 4pm hasta las 8 pm (hora local).

Desde hace menos de un año y con la ayuda de algunos dueños de cervecerías artesanales en Bogotá han venido desarrollando “ Bogota Craft Beer Tour” . Un evento que poco a poco se ha ido convirtiendo en un must de la escena Bogotana; no solo para turistas que rondan las calles de la candelaria, también para locales como yo, que queremos dar la oportunidad de aprender a catar buenas cervezas y disfrutar de la bebida hecha de lúpulo de otra manera.

¿ Qué es “The Craft Beer Tour”?

Un viaje de cuatro horas aproximadamente, que te lleva por varios lugares en la ciudad para saborear diversas cervezas, tomar un vaso o pinta de la cerveza favorita mientras se conoce gente nueva y hasta se practican idiomas.

Suena simple, pero la experiencia es un viaje completo con todas las de la ley. En el recorrido se visitan dos fábricas donde se da acceso al proceso de elaboración de la cerveza artesanal de la mano de sus fundadores. Allí, se da la oportunidad de conocer a fondo los ingredientes, la manufactura y hasta las historias personales de quienes se han embarcado en esta aventura.
También se da la oportunidad de visitar nuevos espacios para el consumo de cerveza; lugares, que aún después de un año de existencia son desconocidos para muchos locales. Lo más interesante de estos espacios es que poseen una estética y ambiente totalmente diferente a lo que conocemos como la tienda o Iris Pub. Espacios para actividades de ocio, entretenimiento y hasta trabajo están dispuestos en algunos de ellos. Un forma innovadora para pasar el rato o hacer los deberes mientras se bebe cerveza.
Por último, menciono una de las cosas que más disfrute junto con cada vaso que me tomé de cerveza: la compañía. Un grupo mínimo de cinco personas participa de la experiencia y debo decir que esto hace del tour algo distinto y único. Muchas veces se comparte con locales y viajeros de todo el mundo, lo cual significa que los temas para conversar nunca acaban y al final del cuentas hasta se hacen nuevos amigos.
Entonces al final del tour, uno termina con: nuevos gustos cerveceros, uno que otro dato científico de la bebida para impresionar, la idea de nuevos espacios para disfrutar con amigos y hasta conexiones nuevas para viajar. Quien diga que esta no es la combinación perfecta, esta fuera del tiesto como diría mi abuela.

Leave a Reply